Influencia de COVID-19 en ligas y torneos de póker

El póker puede considerarse fácilmente uno de los juegos más populares entre las masas. Lo disfrutan millones de personas en todo el mundo, y la popularidad del juego se puede juzgar por el hecho de que el juego se encuentra entre los mejores juegos en términos de participación, entusiasmo y espíritu del jugador.

Prueba de este aspecto es la larga lista de los próximos torneos de póker planeados en todo el mundo. Usted nombra un país y encontrará que en un momento u otro se planea una liga de póker. Para darle una idea de los próximos torneos, se planean ligas de póker en países como Filipinas, Taiwán, Vietnam, Japón, Corea del Sur, Camboya, Manila y Australia. Los torneos de póker se llevan a cabo en todos estos países. Esta es una prueba de que el deporte es muy popular y rico en ingresos.

Efectos de COVID-19

Es importante comprender el impacto del COVID-19 en curso en el calendario de torneos de póker. La enfermedad altamente contagiosa afecta a empresas de todo el mundo y sus efectos en el póker también serán catastróficos. No nos sorprenderá si los torneos de póker se retrasan o incluso se cancelan si los casinos permanecen cerrados en el contexto de la pandemia de coronavirus, especialmente si el bloqueo continúa hasta julio. Ya estamos presenciando el impacto de COVID-19 en varios torneos de póker. Algunos de los más famosos, como las World Series of Poker, ya han anunciado que el evento se pospondrá hasta el otoño. El torneo originalmente estaba programado para comenzar el 26 de mayo, pero ahora se ha pospuesto para que caiga después del brote de coronavirus.

Covid 19 desafíos

Para muchas series de póker, será una distinción dudosa ya que es la primera vez en su historia que no están organizando un evento. La planificación de las series de póker no solo será un problema, sino que también es un gran desafío contar con el personal y el equipo competente en el sitio que muchas organizaciones profesionales no pueden enfrentar. Muchos expertos sospechan que, dada la magnitud de la situación, el futuro de las ligas y torneos de póker en 2020 parece bastante incierto. Otro desafío importante será mantener la distancia social y también ganarse a la audiencia en caso de que finalice el cierre oficial. Actualmente, las personas sufren el impacto financiero de COVID-19 y es poco probable que gasten el dinero para ingresar o ver los torneos de póker.

Una de las soluciones que los organizadores del torneo pueden implementar efectivamente es conectarse a Internet para organizar eventos. Algunos ya se han conectado y otros tienen que pensar en cambiar al modo virtual. Esta es la única solución posible que vemos en el contexto de situaciones sombrías que experimentamos en todo el mundo. Cuando se conecta, por supuesto, la cantidad de jugadores que pueden participar disminuye, pero al menos puede mantener vivo el espíritu en este momento difícil.

Conclusión

Hay pocas dudas sobre los efectos negativos del virus corona en las series y torneos de póker. Es un momento difícil para el juego, al igual que para la economía global y la estructura social en todo el mundo. Habrá un retraso en la organización de los torneos de póker, y tendrá que estar preparado para posponer, retrasar o incluso cancelar el evento para garantizar la seguridad de la vida humana.